Casa de la montaña

January 29, 2015 | 0

Ubicada en las faldas del cerro Picacho, posee una imponente vista hacia el Gran Cañón, Chicá, el valle de Altos del María y el Océano Pacífico. La decoración evoca elementos que representan recuerdos de la infancia, mientras que otros reflejan la época precolombina.

A 15 kilómetros de Coronado, se encuentra un lugar conocido como La Laguna de San Carlos. Esta zona al estar a 850 metros sobre el nivel del mar, es dueña de un clima privilegiado, que oscila entre los 23 y 16 grados centígrados durante todo el año.

 _P2A4629_ger

Al llegar, encontramos un sendero que nos conduce hacia una casa minimalista, que evoca el diseño orgánico de los grandes maestros de la arquitectura del siglo XX.

Lo primero que se aprecia son esculturas de piedra volcánica, esculturas metálicas en forma de animales y la piscina.

ENTRETENIMIENTO PARA GRANDES Y PEQUEÑOS

La piscina es el centro de las miradas de todos sus visitantes al llegar, es imposible no desear darse un chapuzón y disfrutar del maravilloso paisaje que nos regala tan privilegiado lugar. Una de sus particularidades es que está climatizada para lograr la temperatura adecuada, mientras se aprovechan momentos de diversión y relajación.

 _P2A4703_ger

Comenta el arquitecto del proyecto, que se construyeron tres estilos de terrazas, para ser aprovechadas en las diversas épocas del año, por las fuertes brisas que se producen durante el verano.

MOMENTOS DE RELAJACIÓN

_P2A4648_ger

Una de las áreas favoritas del hombre de la casa es el bar, allí cuenta con una serie de accesorios deportivos, una pequeña sala con vista y acceso a la piscina, una pantalla plana para disfrutar de videos musicales, rocola y juegos de mesa. Todo el entretenimiento para los adultos en un solo lugar.

INTEGRACIÓN

_P2A4629_ger

La sala, comedor y cocina se integran entre sí, a petición de la señora de la casa, quien es chef. Ella deseaba tener visión completa de estas zonas. Se seleccionaron colores vibrantes y veraniegos acordes con el ambiente.

Las sillas altas fueron adquiridas en Cancún, fabricadas con cedro y teñidas en color oscuro que combinan con todos los muebles. Dan un efecto de decoración mexicana que a juicio del arquitecto es bien cálida y contemporánea. Al propietario le fascina la arquitectura de México, por eso gran parte de sus posesiones han sido adquiridas en ese país.

Compartelo con:EmailFacebookGoogle+TwittertumblrPinterestLinkedIn

Deja tu Comentario

URL | RSS

Tienes que conectarte para poder comentar.