GREEN STYLE

March 26, 2013 | 0

Una profusión de madera y uso eficiente del espacio, aunado a la aplicación de normas verdes para construcción, como el reciclaje de estructuras, dieron un extraordinario resultado.

Patio y terraza  Varios metros dedicados a un área social con piscina, baño japonés y zonas verdes.

Patio y terraza
Varios metros dedicados a un área social con piscina, baño japonés y zonas verdes.

Gamboa
Uno de sus grandes atractivos es su cercanía a las riberas del Canal de Panamá.

Qué se siente transformar el lugar donde se pasó parte de la niñez y la adolescencia, en el hogar de otra familia? El arquitecto Patrick Dillon, propietario de ENSITU, S.A., sonríe ampliamente. Las vueltas que da el destino son caprichosas. En este momento de su carrera, después de prestar servicios de planificación, diseño arquitectónico y construcción en lugares tan lejanos como Francia, Argelia, Arabia Saudita y Sudáfrica, en Panamá se encuentra con que tenía que hacer una casa familiar, a partir del reciclaje del edificio para ocho familias en Gamboa donde vivió junto a sus padres y sus tres hermanos, hasta que cumplió 17 años y partió a estudiar Arquitectura en Estados Unidos. “Cuando empezamos a trabajar, vi las manchas de resina que dejé en el estacionamiento, cuando en mi juventud solía hacer tablas de surf”, añadió riendo de buena gana. La residencia es un bastión de originalidad en medio de tradicionales casitas de la época de las bases norteamericanas. La madera, los techos altos, las terrazas grandes y el acabado rústico que le brinda calidez, son los protagonistas. Sobre el objetivo del nuevo diseño de esta residencia, explicó al iniciar la conversación: “Los dueños querían un hogar para ellos y sus tres hijos, y que la casa funcionara únicamente con ventilación natural -sin aire acondicionado- al estilo de las residencias de Gamboa como fueron originalmente diseñadas y construidas en los años 30. Al mismo tiempo deseaban que se integrara con la arquitectura original de Gamboa, sin ser una copia o reproducción de la misma”.

¿Para usted cuál fue el mayor reto en este proyecto? “Sin duda era lograr el más alto nivel de calidad posible en los detalles de mampostería y carpintería, ya que prácticamente todo está a la vista”.

¿Encontró inspiración en la arquitectura característica de la Zona del Canal u optó por innovar? “Por supuesto que sí. Nos inspiramos en las características sostenibles de la arquitectura residencial de Gamboa, pero a la vez estábamos interesados en aplicar sistemas y artefactos  menos tradicionales para lograr los niveles de confort que se lograron tan exitosamente en la arquitectura original del lugar. Estábamos también muy impresionados con la calidad de la construcción de esas casas, donde prácticamente todos los detalles están a la vista y están hechas con una calidad que solo con un gran esfuerzo se logra hoy”.

Infantil Zona destinada a los juegos y descanso de los niños. En primer plano, el refuerzo antisísmico.

Infantil
Zona destinada a los juegos y descanso de los niños. En primer plano, el refuerzo antisísmico.

¿Qué aplicaciones en el área de la arquitectura verde pudo realizar en esta casa? “Uno de los propósitos principales de la arquitectura sostenible es reducir el consumo energético, tanto en el uso corriente del edificio como en el proceso de producción de los materiales con los cuales se construye. Aquí intentamos reducir la “huella de carbón” mediante el sistema de ventilación natural y también de una manera más indirecta, mediante el uso de materiales reciclados; en este caso gran parte de la madera que se usó en las fachadas y en el interior vino de casas demolidas en el antiguo pueblo canalero de Gatún, que desapareció para dar paso a la construcción de las terceras esclusas. También se ha usado madera de teca colombiana que provino de plantaciones sostenibles certificadas”.

Cuéntenos sobre la distribución. ¿Influyó lo que deseaban los propietarios o usted les hizo sugerencias? “Las funciones de la casa están repartidas en tres niveles. En la planta baja se encuentran el hall de entrada, garaje, depósito, lavandería y los cuartos de los niños, distribuidos entorno a dos patios ajardinados. En el primer alto, o “piano nobile”, están los espacios compartidos, cocina, sala de estar y comedor que se abren a amplias terrazas de madera, la piscina y un baño japonés. En el segundo alto están los cuartos (recámara, baño, “walk-in closet”, estudio, etc.) de los padres. Desde muy temprano en el proceso de diseño, quedamos de acuerdo con los clientes en la distribución vertical y horizontal de las funciones de esta casa. El proceso de diseño fue muy fluido y consensuado, estábamos bien sintonizados desde el inicio”.

Exteriores Un entorno rodeado de árboles, marco ideal de la arquitectura y el mobiliario informal.

Exteriores
Un entorno rodeado de árboles, marco ideal de la arquitectura y el mobiliario informal.

¿Qué cambios se realizaron en el área exterior? “La casa está construida encima de una estructura de concreto pre-existente. Allí hubo originalmente un edificio residencial de madera para ocho familias, que se desmanteló en los años 90. Nosotros decidimos construir solamente el 25% del volumen que había antes, transformando el resto del área en patios y terrazas. Así es que se generó también el espacio para la piscina elevada encima del nivel de la calle”.

En general, ¿qué colores y tipo de revestimiento se eligió para esta residencia? “El material predominante de la casa es la madera, la cual dejamos en su estado y color natural, tanto afuera como adentro. El concreto también se dejó en su estado y colorido natural. Los pisos en planta baja son de concreto expuesto y los pisos del segundo y tercer nivel son de madera, todos en su tono natural. Hay algo de pintura blanca y acentos de colores primarios en el interior”.

¿Por qué los vecinos la llaman “la casa que respira”? “Es por el sistema de persianas y puertas corredizas que encierran la casa. Éstas se abren o se cierran para controlar la entrada de aire y luz natural al interior. Esa acción de abrir y cerrar la fachada es casi como si se respirara”.

Patrick Dillon
Nació en la antigua Zona del Canal en la República de Panamá en 1952 y vivió siempre en Gamboa. Sus padres, ambos norteamericanos, tenían una empresa de construcción y prestaban servicios al gobierno de Estados Unidos en la Zona del Canal. En 1970 inició sus estudios de arquitectura en Arizona State University, obteniendo el título de Bachiller de Arquitectura. Después continuó en Rice University (Houston) con estudios de Arquitectura y Diseño Urbano, obteniendo allí su Maestría.
Al terminar, entró al Taller de Arquitectura de Ricardo Bofill en Barcelona, hasta convertirse en Director de Diseño de la sucursal de Paris. También fundó, con el arquitecto francés Jean de Gastines, la firma Architectes Asocies con sede en Paris. Varios proyectos del Arq. Dillon forman parte de las colecciones permanentes del Museum of Modern Art in New York, Museum of Modern Art in San Francisco y Georges Pompidou Museum of Modern Art en Paris. En 1995 regresó a Panamá, como responsable de varios proyectos y en 1999 fundó su empresa, ENSITU, S.A. (ESSA) con la que ha realizado proyectos en el istmo, Centroamérica y Europa.

DATOS
• Proyecto: Casa Bermingham – Longwater.
• Tamaño: 240 m2 interior y 200 m2 exterior.
• Ubicación: Gamboa.
• Empresa: ENSITU, S.A.
• Arquitecto: Patrick Dillon.
• Distribución: Todas las funciones de la casa están distribuidas en tres niveles. b

Deja tu Comentario

URL | RSS

Tienes que conectarte para poder comentar.